Dos Filósofos de peso pesado chocan en una Conferencia sobre el aborto

Tags:

A través de la Web del C-FAM (Catholic Family and Human Rights Institute) nos llega la siguiente noticia sobre la celebración de una Conferencia Debate sobre el Aborto en la Universidad de Princeton. En la misma el Dr. John Finnis (University College Oxford) defendió una bioética personalista, que mantiene que el feto es una persona cuya vida ha de respetarse. Enfrente el Dr. Peter Singer (University Center for Human Values, Princeton University) líder de una corriente bioética utilitarista, que niega el derecho a la vida del ser humano en gestación y aun de cualquier vida humana que carezca de conciencia de sí mismo. Curiosamente en su alocución el Dr. Singer al referirse al feto señaló que el aborto es la muerte de un «ser humano» (algo de lo que debería tomar nota la progresía española). El Dr. Finnis defendió que al referirse al feto se utilizara preferentemente la palabra «bebé»…

PRINCETON - Traducción del resumen de Terrence McKeegan, J.D. , publicado en la Web del C-FAM, el 21 de Octubre de 2010
 

El llanto de un bebé, perforando el aire desde la parte trasera de la sala académica Ivy League, ofreció un contrapunto inquietante a un argumento sorprendente para los derechos del aborto. "Un bebé no tiene ningún estatus moral porque él no es consciente de sí mismo," dijo Peter Singer, un profesor de bioética.  

Singer sostuvo este punto de vista en una histórica Conferencia (A Conference on Life & Choice in the Abortion Debate - Princeton University - October 15 & 16, 2010) co-organizada por él en la Universidad de Princeton el fin de semana pasado, buscando un nuevo diálogo sobre la ardiente cuestión del aborto. Curiosamente, para una Conferencia dedicada a examinar el aborto, no hubo prácticamente ningún debate sobre el acto del aborto en sí mismo.   
"Tenemos que deshacernos de la idea del mal," dijo Frances Kissling, un abogado erudito próximo a temas de bioética, que también organizó la Conferencia de derechos sobre el aborto.
El panel de titulares presentó a dos filósofos australianos pesos pesados: Singer, un profesor de bioética en Princeton y John Finnis, profesor emérito de filosofía en la Universidad de Oxford.  Los dos debatieron sobre el "estado moral del feto".
Finnis argumentó que la biología y la metafísica determinan el estado del feto, no la ética como sugiere Singer.  Finnis se opuso al uso del propio término "feto", diciendo que se trata de una " palabra -F".  "Como se utiliza en el programa de la Conferencia y el sitio Web, que no son contextos médicos, es ofensiva, deshumanizante, perjudicial, manipuladora," Finnis dijo.  "Un sitio Web describiendo el ultrasonido para las futuras madres no habla de su feto, sino de su bebé y también lo hacen sus médicos, a menos que sean abortistas o que ella esté interesada en el aborto". 
Finnis puso de relieve el punto de que los derechos son reconocidos, no atribuidos y rechazó el enfoque de "estado moral" de Singer, que niega la condición de persona de los niños no nacidos. Singer defendió su apoyo al infanticidio, afirmando que la autoconciencia confiere estatus moral y la no pertenencia a una especie.  Singer  dijo que el aborto es la muerte de un ser humano, pero no es inmoral, porque el niño no cumple con la prueba de la autoconciencia.
Desde su utilitarismo, Singer considera que incluso puede ser un deber moral matar a los seres humanos que carecen de autoconciencia, incluidas las personas con discapacidad -hecho que se habría criticado que no hubiese seguido su madre.
La Conferencia buscó un nuevo enfoque para hablar y pensar sobre el aborto. Con uno o dos notables excepciones, consiguió su objetivo de llevar a cabo un debate civil entre la gente de ambos lados de la cuestión. Otro objetivo de la Conferencia, encontrar puntos en común entre las dos partes, resultó más difícil de alcanzar.  La sesión de apertura se ocupó de este tema y incluyó a un ex consejero general para la planificación de la familia, un autoproclamado profesor evangélico progresista pro-vida, un bioético independiente y Kissling.
Muchos participantes pro-vida se quejaron de la composición de algunos paneles, incluida la sesión de apertura y dos paneles sobre cuestiones de embarazo, así como la falta de equilibrio de los oradores. 
Kissling sorprendió a la audiencia en la última sesión diciendo, "no me importa cómo lograrlo [el derecho al aborto], ya sea a través de una Constitución, la ONU, las leyes del Estado o las leyes federales, o por los talibanes".   La Universidad de Pensilvania, donde Kissling es un becario visitante erudito bioético, ha atraído críticas por nombrar a este activista del aborto desde hace tiempo, aun careciendo de credenciales académicas significativas.
Charles Camosy de la Fordham University y Jennifer Miller de Bioethics International también figuran como organizadores de la Conferencia.  Otros oradores notables fueron Helen Alvare, Sunny Anand, Christian Brugger, Eleanor Drey, David Garrow, Richard Garnett, William Hurlbut, Dawn Johnsen, Eva Kattay y Robin West.

Comentarios

Argumento insostenible

El argumento de Peter Singer en insostenible. ¿Cómo puedo saber yo el estado de autoconciencia que tiene otra persona? ¿Cómo puedo saber yo el estado de autoconciencia que tiene el "Sr Singer"?  ¿Qué prueba científica y objtetiva usaríamos?

Volveriamos a los tiempos del genocidio nazi y a la limpieza étnica, sólo hay que argumentar que no tienen autoconciencia y ya está, A ELIMINARLOS.

El hecho que no nos pueda decir que autoconciencia de si mismo tiene un feto, un bebé o una persona con discapacidad no quiere decir que no la posea.